SERVICIOS DE ASESORÍA JURÍDICA EN LA OROTAVA

SERVICIOS DE ASESORÍA JURÍDICA – Segregación de fincas Rústicas en Canarias.

Servicios de asesoría jurídica en El Rosario.

Tal y como abordamos en artículos anteriores, la segregación de fincas rústicas en Canarias debe ser tratado de forma independiente al resto de segregaciones.

Como ya hemos mencionado anteriormente, una segregación es aquella operación en virtud de la cual se separa una parte de una finca.

El reducido tamaño de las fincas agrícolas en Canarias, donde la mayoría de las parcelas tienen una superficie inferior a una hectárea, representando más del setenta por ciento del total de las existentes supone un problema que se ha venido agudizando con el tiempo. Las constantes divisiones y segregaciones realizadas sin atender a otros criterios que los subjetivos de los titulares de las fincas rústicas, agravan la situación del territorio e impiden cualquier posibilidad de preservar el patrimonio agrario.

Por ello, en Canarias existe un Decreto que regula la segregación de fincas rústicas de manera independiente, el Decreto 58/1994, de 22 de abril, por el que se establece la unidad mínima de cultivo, si bien para su obtención es necesaria la obtención de un informe del Servicio de Planificación de Obras y Ordenación Rural (adscrito a la Dirección General de Agricultura, Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca) y la correspondiente licencia municipal.

La Unidad Mínima de Cultivo.

De cara a la preservación del patrimonio agrícola, el citado Decreto establece que la unidad mínima de cultivo en suelo rústico (es decir, la mínima cabida que debe tener una finca rústica) se establece con carácter general en una hectárea. No pudiendo dividirse, ni realizarse segregaciones, sobre fincas rústicas cuya extensión sea inferior al doble de esta unidad mínima de cultivo.

Así mismo, y atendiendo a los supuestos especiales que fija el citado Decreto, se podrán realizar divisiones y segregaciones sobre fincas rústicas de inferior cabida siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos, pero con carácter general, estas solo serán viables cuando no den lugar a parcelas de extensión inferior a una hectárea.

La licencia de segregación municipal.

La licencia de segregación municipal se deberá solicitar ante el Ayuntamiento del lugar donde radique la finca o fincas matrices, aportando toda la documentación requerida para ello, entre la que se encontrarán el título de propiedad y una medición georreferenciada realizada por técnico competente.

Una vez presentada toda la documentación que cada Ayuntamiento pueda requerir para tal fin, la oficina técnica correspondiente remitirá copia de todo el expediente a la Dirección General de Agricultura, acompañada de informe de la oficina técnica municipal sobre la calificación del suelo sobre el que se ubica la finca matriz.

Este proceso culmina, tras haberse revisado toda la documentación aportada, y siempre en el caso de que se cumpla la legislación vigente, mediante el envío al Ayuntamiento de informe (favorable o desfavorable en su caso), quien emitirá la correspondiente resolución.

Segregación de fincas rústicas – Asesoría en El Rosario.

En conclusión,  la segregación de fincas rústicas en Canarias se rige por una normativa propia, que las distingue del resto de licencias de segregación, y que fija para ellas unos requisitos especiales.

Desde TRICES CONSULTORES, recomendamos realizar todo este tipo de gestiones siempre con el apoyo de un profesional, recordándoles que prestamos también nuestros servicios jurídicos para cualquier gestión que necesite realizar en el término municipal de El Rosario, y en toda la isla de Tenerife.

Para cualquier consulta, no dude en contactar con nosotros.

Teléfono: 922257705

Correo electrónico: info@tricesconsultores.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *